BOTANI MOSCATEL SECO

Nuevo

"UN BLANCO QUE JUEGA CON EL PALADAR"

La sorprendente originalidad de Botani es fruto de un riguroso proceso de selección de los viñedos y el esmero puesto en la vinificación. Las uvas destinadas a este vino proceden de las viñas de Almachar que crecen en las pendientes montañosas orientadas al norte. Tras la vendimia manual, la uva pasa por la mesa de selección antes de prensar.

Más detalles

24 artículos

Ficha técnica

D.O. SIERRAS DE MÁLAGA
Bodega JORGE ORDÓÑEZ
Tipo de Uva MOSCATEL DE ALEJANDRÍA
Vinificación -
Visual COLOR PAJIZO
Aroma FRESCO / MANZANA VERDE / INTENSO
Sabor FRUTOSO / SECO / CÍTRICO
Alcohol 13.5 %
Temperatura del Servicio
Puntos Parker -
Puntos Peñin -
Guarda 2016

14,10 €

Más

JORGE ORÑEZ

Habiendo crecido en Málaga en el seno de una familia dedicada a la distribución de vinos españoles, Ordoñez conocía todos los trucos de este negocio– desde cargar camiones, hasta evaluar las muestras de las barricas para cerrar contratos. No tardó en darse cuenta del potencial del vino español en América. Pero para que su visión se hiciera realidad, tendrían que ocurrir cambios a ambos lados del Atlántico.

En el lado americano, tenía que cambiar la percepción errónea, muy arraigada, sobre el vino español. Existía la creencia de que el vino español era pálido, plano, de baja calidad, ordinario y barato. Ordoñez sabía que esta idea era el resultado de una suma de factores ajenos al vino, como por ejemplo el almacenamiento y el transporte en malas condiciones y una pésimo marketing. El veneraba los vinos de su tierra natal y fue uno de los pocos en reconocer el gran potencial de sus antiguas viñas y de los viñedos de secano. Pero viendo las tendencias hacia la modernización en otros países, también reconocía que la elaboración del vino español en sí misma necesitaba una revitalización: algunos de los métodos tradicionales necesitaban actualizaciones; se imponía disminuir los rendimientos, y promover la limpieza. El modus operandi de Ordoñez consistía en preservar la herencia y el carácter de los vinos españoles y a la vez, encauzarlos en la línea del paladar del siglo 20. Esto tenía sus riesgos. En vez de abrazar las tendencias internacionales, Ordoñez se atrevió a dar un paso más, y poner a prueba el paladar de los americanos, siendo el primero en introducir vinos exóticos como Albarino, Txakoli y Godello en un mercado que conocía poco más que la sangría.

Ordoñez empezó a ser conocido como un cruzado del vino español, obsesionado con la cuidadosa manipulación del mismo. Asimismo, exigió grandes mejoras en los sistemas de transporte y de almacenamiento del vino hasta llegar al consumidor. Con este fin, Fine Estates From Spain se convirtió en la primera empresa en tener almacenes refrigerados en España y transporte marítimo refrigerado y condiciones de temperatura óptima en bodegas, transporte y distribución. Tras una década de dura batalla, la percepción del vino empezó a cambiar lentamente. No fue hasta finales de los 90, cuando los vinos españoles fueron, finalmente, reconocidos como productos de alta calidad. Aún así, aunque los americanos empezaban a conocer nombres como Ribera del Duero y Rias Baixas, Ordoñez era ya pionero en otras áreas donde el potencial era enorme pero los métodos tradicionales de elaboración del vino eran muy rústicos.

En regiones poco conocidas como Jumilla, Calatayud y Montsant, Ordoñez se asoció con los mejores enólogos para crear vinos donde antes no existían, vinos imbuidos del espíritu y terruño españoles y, al mismo tiempo, muy en línea con los gustos modernos. Finalmente, ésta ha llegado a ser la nueva percepción del vino de español en America: auténtico pero moderno.

Su misión fue crear un mercado para los vinos españoles, donde antes no existía, y en ayudar a los viticultores españoles a creer en que sus vinos merecían un sitio al mismo nivel que los mejores vinos de Europa y América. Jorge tiene una lista impresionante de logros: nombrado en dos ocasiones, por Robert Parker, Personalidad del Vino del año en EEUU; ha recibido el premio The Golden Grape Award, en 1997, por la publicación Food&Wine Magazine. En 2008, Jorge fue nombrado The Luminary of theYear en Nanucket Wine Festival, la primera vez que este galardón fue concedido. También reconocido en España, obtuvo en 1997 el premio Premio Nacional de Gastronomía Víctor de la Serna concedido por la Academia Española de Gastronomia y fue Personaje del Vino del año en 2008 por la prestigiosa revista Sibaritas, de la Guía Peñín.

BODEGA

La bodega se establece en 2004 en Almachar, siendo la primera en esta localidad de la Axarquía, dado que el destino tradicional de sus uvas era la producción de pasas. Debido a un progresivo crecimiento en la producción, en 2008 la bodega empezó a trasladar sus instalaciones a Vélez-Málaga, donde se encuentra actualmente.

Con la cosecha 2004, nacieron los primeros vinos de esta bodega en pleno corazón de la Axarquía malagueña, una comarca montañosa de pronunciadas pendientes y suelos pizarrosos, junto al Mediterráneo. Se trata de una de las zonas vitícolas más antiguas de Europa, famosa por sus excelentes pasas.

SIERRAS DE MÁLAGA

Las primeras referencias del vino en Málaga se remontan a la llegada de los fenicios a sus costas allá por el s. VIII a.n.e. quienes no sólo introdujeron vinos procedentes del mediterráneo oriental sino que además cultivaron la vid en asociación con los grupos autóctonos elaborando vinos. 

La mítica Mainake. Coincidiendo con la fundación de la mítica  Mainake, hacia el año 600 a.n.e. ,"…los griegos se establecieron en Málaga y enseñaron a los indígenas a podar las viñas…", según nos dice Guillén Robles en su "Historia de Málaga y su provincia

Acinipo  significa tierra de vinos. En las ruinas romanas de Acinipo, en Ronda, se han encontrado numerosas cecas con la representación de un racimo de uvas, lo que da ha entender la importancia de la producción vitícola en ese territorio. 

Vinum malacita. En Málaga existen numerosos vestigios que dan a entender la importancia económica y social que tenía el vino en la época romana. Un interesante testimonio data del Bajo Imperio Romano y consiste en depósito prismático de fermentación descubierto en Cártama, a unos treinta kilómetros de la capital. 

En las tierras malagueñas de Al andalus se siguió cultivando la viña para producir vino y pasas. El vino llamado xarab al malaquí se siguió consumiendo, fue muy famoso y cantado por los más destacados poetas. El cultivo de la pasa sigue realizándose en nuestros días siguiendo la más genuina tradición, protegida bajo la DO Pasas de Málaga

El Cardenal de los vinos. En el año 1.224, el rey de Francia, Felipe Augusto organizó la “batalla de los Vinos”. A esta cita acudieron los más prestigiosos caldos, pudiéndose considerar el primer concurso de cata de la historia. Durante ese encuentro el Vino de Málaga fue nombrado CARDENAL DE LOS VINOS.

Los Señores de las Viñas. Ya en época cristiana, el 12 de Enero de 1502, a petición de los Viñeros o Señores de las Viñas de Málaga, los Reyes Católicos libraron una cédula real  “…acerca del vedamiento y del meter del vino para la ciudad de Málaga…” por la que hicieron valer las prerrogativas de aquellos, constituyendo las primeras ordenanzas del vino de Málaga. El 30 de Noviembre del mismo año, emiten otra Real Cédula por la  que ratifica la anterior y dan licencia para dar a los vecinos de Málaga tierras y montes para plantarlos de viñas. Doña Juana de Castilla ratifica en 1513 los derechos de los Viñeros, así como Felipe III en 1608. 

La Hermandad de Viñeros. Fue en época del rey Felipe III  cuando se constituyó formalmente la Hermandad Gremial de Viñeros, hermandad que subsiste en su faceta gremial en lo que hoy es el Consejo Regulador y en su faceta religiosa en la MUY ILUSTRE ANTIGUA Y VENERABLE Hermandad Sacramental de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Viñeros, Ntra. Sra. del Traspaso y Soledad de Viñeros y S. Lorenzo Mártir.

El Vino de los Zares.
 En 1791 el señor Gálvez, embajador de España en Moscú, obsequió a la Zarina y Emperatriz de Rusia, Catalina II, con unas cajas de vino de Málaga, y fue tal el placer que le causaron, que eximió de impuestos a todos los vinos de Málaga que llegaran a su Imperio controlados por la Hermandad de Viñeros". 

El Consejo Regulador de la D.O. Málaga. El 8 de Septiembre de 1933 se consiguió, a petición de los Gremios de Viñeros y Vinateros de Málaga, la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Málaga”, cuyo primer reglamento fue publicado en la Gaceta de Madrid del 3 de Mayo de 1935.

Las Denominaciones de Origen “Málaga y “Sierras de Málaga”. El 9 de enero de 2001 aparece publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el cuarto reglamento, en el que además se reconoce la D.O. Sierras de Málaga, viniéndose a llamar  Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen "Málaga" y "Sierras de Málaga".