VERATÓN 2013

Nuevo

"EQUILIBRADO Y EXPRESIVO"

Veratón pertenece a las bodegas Alto Moncayo, la cuál fue galardonada en dos ocasiones con los famosos 100 PUNTOS PARKER a las añadas 2007 y 2009.

Más detalles

24 artículos

Ficha técnica

D.O. CAMPO DE BORJA
Bodega ALTO MONCAYO
Tipo de Uva GARNACHA
Vinificación 20 MESES EN BARRICA DE ROBLE FRANCÉS
Visual COLOR CEREZA INTENSO
Aroma NARIZ COMPLEJA / FRUTA MADURA
Sabor TOSTADO / SABROSO / ESTRUCTURADO
Alcohol 15.5 %
Temperatura del Servicio 16º-17º
Puntos Parker 92
Puntos Peñin 93
Guarda 2023

24,15 €

Más

BODEGA

La Bodega está situada en la parte más alta de la Ciudad de Borja, a 500 m sobre el nivel del mar. Desde su privilegiada ubicación podemos divisar al Noroeste el Santuario de la Misericordia y La Muela de Borja. Al norte el Valle del Ebro y los Pirineos, y al Sureste la Sierra de Tabuenca y el valle del Huecha. En el Suroeste contemplamos en primer plano El Moncayo, que es el punto más alto de la Cordillera Ibérica (2.315 m) y que da nombre a la Bodega.

La bodega nació en 2002 tomando como punto de partida algunas de las viñas más viejas del lugar. En la actualidad produce vino a partir de 92 hectáreas de cepas de Garnacha autóctona de monte, plantadas hace varias décadas en las laderas de las estribaciones del Moncayo, en suelos únicos de arcilla roja mezclados con pizarras. Son suelos pobres en materia orgánica y poco profundos. Las viñas se cultivan en vaso con clones autóctonos de la casta del lugar y están orientadas al suroeste. La bodega está situada en Borja, centro neurálgico de la D.O. Campo de Borja. Comercializa sus vinos bajo tres marcas: ‘Aquilon’, ‘Alto Moncayo’y ‘Veraton’.

La garnacha es una de las variedades que mejor expresa su terruño. De ahí que, dentro de la propia Denominación de Origen Campo de Borja, las Garnachas de Alto Moncayo son diferentes a las del resto de la misma zona. Ello se debe a la selección tan estricta que se hace de los viñedos, al tipo de suelo donde están implantadas, al microclima y la edad del viñedo. Y al tratarse de viñedos viejos son cepas muy equilibradas, con un sistema radicular muy profundo.

Todos estos factores, unidos a la localización de las viñas en zonas de entre 500 y 800 metros de altitud, donde la madurez es muy pausada, hace que se consigan vinos de gran frutosidad y mineralidad. En boca son untuosos y de volumen, con taninos amables y maduros, y con una gran persistencia aromática.

CAMPO DE BORJA

El patrimonio vitícola de la D.O. “Campo de Borja” es muy rico en cuanto a “garnachas”; los viñedos más antiguos de la D.O. datan de 1145 y de las 5.000 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, pero inmensamente apreciadas enológicamente, por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos.

Respecto a la zonificación, sus características son las siguientes:

1.- En la zona baja, con altitudes entre 350 y 450 metros, nos encontramos suelos pardo calizos y “garnachas” tanto en formación tradicional en vaso, como en espaldera. Es la zona de maduración más temprana y comprende los viñedos de Magallón, Pozuelo de Aragón... Sus vinos son cálidos, potentes y muy aromáticos.

2.- La zona media se caracteriza por tener la mayor concentración y densidad de viñedo.
Comprende los viñedos situados entre los 450 y 550 metros de altitud. Se encuentran los suelos de las terrazas del río “La Huecha”, afluente del Ebro y todos los suelos cascajosos y arcillo-ferrosos. Allí se encuentran los viñedos de Ainzón, Borja, Fuendejalón.... en un relieve de suaves laderas y buena exposición al sol. Sus vinos son muy complejos, intensos, estructurados y carnosos.

3.- La zona alta de la D.O, cuyos viñedos se extienden desde los 550 a los 700 metros de altitud, corresponde a las estribaciones del Moncayo. Corresponden a los viñedos situados en las zonas Altas de Ainzón y Fuendejalón, así como a los municipios de Tabuenca, El Buste, Vera. Sus vinos son finos, sutiles y elegantes. 

Toda esta diversidad de microclimas y suelos enriquece los matices del impresionante patrimonio vitícola de las “garnachas” de nuestra tierra y permite que denominemos a CAMPO DE BORJA, EL IMPERIO DE LA GARNACHA.